Jueves, 21 de septiembre de 2017

Ultimas noticias

“Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”

julio 21st, 2017
“Para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”
Mauricio Mulder
0

Escribe Mauricio Mulder

No se sabe a ciencia cierta si la frase, “para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”  fue dicha por Benavides, por Odría, por ambos o por ninguno, pero es sin duda un aserto tan practicado en nuestro país, que merece escribirse en los billetes bajo el escudo nacional, así como se escribía el “firme y feliz por la unión”.

“Para mis amigos todo” es lo que en forma desvergonzada y repugnante han exhibido en estos días los amigos y cómplices de Ollanta Humala y Nadie Heredia. Hemos visto gente, gentuza más bien, expertos en consultorías y en sentirse superiores a los demás, que se muestran como “progres” para ocultar sus opulencias de cuna, decir hoy que la medida aplicada por el juez Richard Concepción es “abusiva”.

¡Que pobres diablos por dios! ¡No tienen vergüenza alguna! Gentes como la peor alcaldesa de la historia de Lima, que recibe sin asco dineros de la corrupción brasileña, que se vale de asesores de esa nacionalidad como Luis Favre sin declarar nada a la ONPE y recibe millones de dólares de los doleiros de la OAS, nos vienen que “levantan su voz de protesta”. Más bien nosotros debemos protestar porque aún nada hace la fiscalía para meterla presa a ella, que gastó millones de dineros sucios en salvarse de la revocatoria para continuar un año más destruyendo Lima.

Gentes hipócritas como los abuelitos ganapanes del humalismo y de la izquierda que todos los días escriben en el diario cuyo dueño FUE DOS VECES A VISITAR A MONTESINOS AL SIN que claman al cielo para que se inculpe a Alan García y lo encadenen y si es posible lo fusilen, pero que ante los TRES MILLONES DE DÓLARES que se engulleron Humala y su mujer de Brasil más los casi SEIS MILLONES DE DÓLARES que recibieron en el 2006 de Chávez, dicen simplemente que “son aportes de campaña”. Como no van a ponerse de cómplices si el gobierno de Humala les dio más de 300 millones en publicidad.

Y qué decir de todos los funcionarios públicos, encabezados nada menos que por el Presidente de la Corte Suprema más un asesor principal del presidente del Consejo de Ministros, más un ex Jefe de la ONPE que también nos vienen con que “son aportes no declarados”. Nauseabundo. Recibes plata en efectivo, no lo declaras porque sabes que, siendo en efectivo, es ILEGAL, te tiras la plata para tu uso ¡y tienes el cuajo de decir “falta administrativa”! LAVADO DE ACTIVOS SEÑORES. Recibir dinero “cuyo origen ilícito conoce o debía presumir” como dice la ley tiene PENA de 8 a 15 AÑOS.

Si se le suma el delito de asociación ilícita para delinquir, porque ese dinero se blanqueó en banda, con la esposa, la suegra, el cuñado, el suegro, la amiga íntima, el primo abogado, el congresista casado con la prima, el asesor de campaña, el dueño del diario, el hijo del dueño del diario, el periodista que vive en Venezuela, el empresario venezolano, el canciller venezolano, el presidente venezolano, el ministro brasileño, el dueño de la empresa brasileña, el representante de la empresa brasileña, el presidente de Brasil y un largo etcétera, la pena es igualmente de OCHO A QUINCE AÑOS acumulables.

Pero no. Esa es la ley. Y la ley es solo para el enemigo. Para ellos son las frases rimbombantes:” “caiga quien caiga”, “hasta las últimas consecuencias”, “todo el peso de la ley”, etc. Para los amigos: “hay venganza”, “medida desproporcionada” “jueces figuretis” etc.

El señor que funge de Presidente de la Corte Suprema, ha dicho que de cada 100 casos penales solo 10 por ciento debe ir a la cárcel. Ese es el Poder Judicial Peruano. Que le dice a los jueces que si una persona viola y mata no debe ir a la cárcel porque  otros diez sujetos, en los últimos 100 casos ya han sido condenados y la “cuota” es 10 por ciento. Si el juez opta por la prisión “es carcelero” y además, un pelele que le tiene miedo a la prensa.

Ese señor, ex militante formal de Patria Roja, el partido cuyos militantes marchaban por las calles con fusiles de juguete gritando “el poder nace del fusil” ha mostrado ser consecuente con ese apego fetichista a dicha arma letal, pues antes que nadie y con singular presteza ha defendido a un militar -prototipo del que blande fusiles, pero los de verdad- como Ollanta Humala, asegurando, o mejor dicho sentenciando, que “son aportes de campaña” y que “todos lo saben”. Y lo ha dicho no una sino diez veces, a todo el que lo quiera oír. El juez Sahuanay que preside la sala que va a ver en tiempo récord la apelación de Humala ya sabe que para Rodríguez, el juez Concepción es “carcelero”. ¿Se arriesgara el juez Sahuanay a que le endilgue su jefe el mismo epíteto?

El caso de Rivera del Aguila es más significativo. Empleado de confianza de la señora Heredia, beneficiario de los fondos desconocidos que financiaron la revista Poder, órgano creado para consagrar las alabanzas a la “pareja presidencial” (sic) hoy mantiene sinecura nada menos que como miembro del directorio de Editora Perú y asesor principalísimo del Presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala. Se trata del humalista de cogollo que más poder tiene en el actual gobierno. ¿Por qué Zavala mantiene sin rubor a esa persona pese a que ha dicho textualmente que lavar dinero no es delito? ¿No se ruboriza, no se indigna, no sospecha?

Es que es su amigo. Su pata. Y eso en el Perú es más fuerte que la Constitución y las leyes. Aquí si eres periodista pero te apellidas Ticlla o Huamani y recibes plata de Odebrecht te comen vivo. Si eres aprista, la pena puede ser cadena perpetua. Pero si tienes apellidos compuesto, vives en San Isidro y eres blanquito pero a la vez progre, es decir “compasivo” entonces puedes hacer lo que te dé la gana. Plagiar y amenazar juezas por ejemplo. Incluso decirle “porcina ojo jalao” a una mujer y te celebrarán como una “sátira”. Puedes recibir UN MILLÓN DE DÓLARES de un dictador y hoy ser su principal enemigo, claro, cuando este está en la cárcel, y luego recibir cientos de miles de dólares de Odebrecht, y no te va a llamar ni el Serenazgo. Tus amigos te defenderán. Puedes ser procurador público nombrado por el mismísimo dictador, recibir 38 mil dólares en efectivo de su mano, tener un estudio de abogados (enriquecido durante la dictadura) asesorar a Odebrecht (y cobrarle) y puedes seguir pontificando en favor de tus amigos y atacando a tus enemigos. No te pasará nada. Podrás incluso, como el, manejar borracho, atropellar a alguien, y tapar la noticia al punto que ni el parte policial queda. Ese es nuestro Perú.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Codigo * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.